· Chips de canela, chocolate negro y chocolate blanco ·

Las chips de chocolate (o gotas de chocolate) son fruto de un maravilloso accidente culinario ocurrido en América durante los años treinta cuando, Ruth Wakefield, propietaria del Toll House Inn, tratando de hacer una receta de galletas, descubrió que no tenía chocolate de repostería y decidió incorporar trocitos de una tableta de chocolate Nestlé a la masa esperando que se fundiesen por completo. Pero no fue así y el resultado de aquel error fueron las famosas y universales Chocolate Chip Cookies.

Hoy en día, las chips pueden encontrarse a lo largo y ancho de los Estados Unidos y ya no sólo de chocolate (negro, con leche o blanco), sino también de otros aromas y sabores populares como de butterscotch (caramelo), de peanut butter, de canela o de menta. Aquí en España, en cambio, son algo más difíciles de encontrar, sobretodo las de sabores especiales como las de canela.

Siguiendo esta receta podréis hacer chips de los distintos tipos de chocolate, lo que os permitirá escoger la marca y el porcentaje de cacao que queráis que contengan, pero sobretodo, es ideal para hacer chips de los sabores menos convencionales como, en este caso, las chips de canela. A diferencia de las que se pueden encontrar en el mercado, éstas sólo están hechas con chocolate blanco y canela y son perfectas para utilizar en recetas de scones, muffins, cookies e incluso pancakes, introduciéndoles el aroma de la canela de una manera absolutamente inesperada y deliciosa.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Chips de canela, chocolate negro y chocolate blanco
Cantidad: 100 gr. de cada tipo




Ingredientes:
100 gr. de chocolate negro
100 gr. chocolate blanco
Para las chips de canela:
100 gr. de chocolate blanco
1 teaspoon de canela de Ceilán molida

  • Derretir y temperar el chocolate. (Si no sabes cómo hacer esto, aquí encontrarás una explicación detallada y los pasos que debes seguir)
  • Preparar una bandeja con papel de hornear. Reservar.
  • Para las chips de chocolate negro y blanco: Una vez temperado el chocolate ponerlo en una manga pastelera desechable o una bolsa zip, hacer un corte muy pequeño e ir haciendo gotas sobre el papel de hornear. Dejar solidificar y conservar en un envase hermético.
  • Para las chips de canela: Una vez temperado el chocolate blanco añadir poco a poco la canela molida y mezclar bien hasta que quede de un color homogéneo. Poner en una manga pastelera o bolsa zip y proceder como en el punto anterior.
∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos
  • La cantidad de canela es orientativa y dependerá del gusto personal y del tipo de canela que utilicéis.
  • Aunque no se menciona en la receta ni se ilustra en la foto las chips de chocolate con leche se hacen siguiendo exactamente el mismo proceso que las de chocolate negro y blanco.
  • Esta receta es simplemente una base y usando la misma técnica se pueden hacer chips de todo tipo con otros aromas y sabores.
  • Para hacer unas chips de chocolate que aguanten la forma en el horno es preferible utilizar chocolates con un bajo contenido en manteca de cacao.



Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

3 Comentarios

  1. Anónimo31/8/13

    Hola Nika, si es posible ¿podrías indicarme una receta para hacer butterscotch chips? Las industriales llevan un montón de ingredientes que no me gustan nada. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo,
      No es la primera vez que alguien me pregunta por esto mismo. Si no están en el blog todavía es porque no he conseguido resultados suficientemente buenos como para publicar una receta. Pero estoy en ello. Un saludo.

      Eliminar
    2. Anónimo2/9/13

      Muchas gracias, seguiré atenta. Tienes un blog fantástico.
      Mariel.

      Eliminar

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.