· Moldes de repostería básicos ·


A diferencia de algunos años atrás, la cantidad de moldes de cocina que pueden encontrarse hoy en día en el mercado puede llegar a resultar ciertamente abrumadora y, como os podéis imaginar, no todos ellos son necesarios, aunque muchas veces os pueda parecer lo contrario. Y es que cada día es más habitual que desde los libros de cocina, programas de televisión y blogs se hagan recetas específicamente diseñadas para promover el uso de moldes muy concretos y especiales que de otra forma nadie pensaría siquiera en comprar. Ante todo esta avalancha de moldes de diferentes formas, medidas y tamaños, con vistosos diseños y materiales que prometen ser superinnovadores, es relativamente fácil sucumbir a la tentación y acabar en casa con moldes que sólo se pueden utilizar para una cosa y que en realidad su único uso real es coger polvo en el fondo de algún armario.

¿Por dónde empezar entonces?

La respuesta a esta pregunta no es ni sencilla ni concreta y depende mucho del abanico de recetas que tengas pensado realizar. Pero sea cual sea tu elección, deberías preguntarte siempre cuántas recetas diferentes pueden hacerse con ese molde que crees que necesitas, porque si sólo puedes hacer una receta con él probablemente no te sirva de mucho a largo plazo.

Si eres seguidor habitual de este blog y te interesan mis recetas, no necesitas más que tres moldes y una bandeja para hacer la mayoría de ellas. Así que no te dejes influenciar por las modas y las sugerencias mediáticas, sobretodo si empiezas en este maravilloso mundo de la repostería.

Estos son los tres únicos moldes que yo recomiendo siguiendo exclusivamente un criterio de utilidad y sin tratar de beneficiar a nadie que no seas tú. Tampoco te supondrá una gran inversión (seguramente podrás conseguir hacerte con los tres y la bandeja por menos de treinta euros) y podrás hacer un enorme abanico de recetas tal y como se indica a continuación.
  • Molde de muffins: Con ella no sólo podrás hacer muffins, cupcakes, magdalenas, mini cheesecakes, mini cakes… sino que además tiene la enorme ventaja de que se pueden hacer cantidades pequeñas y se necesita menos tiempo de horneado, algo que considero que facilita muchísimo las cosas a la hora de empezar en la repostería.
  • Molde de pan o plumcake: Este es un molde muy interesante y del que podrás sacar mucho partido aunque sólo sea porque te interese hacer panes de molde, ya que pueden hacerse muchísimos diferentes (en este blog puedes encontrar varias recetas de ellos). Pero además también te servirá para hacer quick-breads, bizcochos y varios tipos de bars.
  • Molde cuadrado: Este molde es indispensable si te interesan, como a mucha gente, los brownies. Pero no sólo eso porque con un simple molde cuadrado podrás hacer también blondies, lemon bars, coffee cakes y algunos panecillos o incluso rolls.
  • Bandeja de hornear: Con ella podrás hacer no sólo las galletas, sino los biscotti, los macarons, panes, scones, biscuits… ya que la bandeja es en realidad el más versátil de todos ellos.
Si este artículo te ha interesado, no te pierdas los que le seguirán, porque en el transcurso de las próximas semanas escribiré más en profundidad sobre cada uno de ellos para que tengas toda la información que necesitas para conseguir no sólo los mejores moldes sino aquellos que mejor se adapten a tus necesidades. Mientras tanto, aquí te dejo un avance en forma de consejo: olvídate de los moldes de silicona.









Favoritos y compartir
Si tienes alguna duda o quieres hacer algún comentario haz click aquí para desplegar el módulo. Recuerda que todos los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Gracias!

5 Comentarios

  1. Me encanta, la nueva imagen del blog.Te sigo y hago un monton de tus recetas siempre salen bien, e sigue asi. .......Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. hola Nika, quería hacer las Madeleines. Qué moldes me recomiendas. Quisiera que me quedaran como las que tu hiciste.
    gracias!!!
    kiko Cirera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kiko, pues aunque hay mucha moda y a lo mejor te sea más fácil encontrar un molde de silicona, yo te recomendaría un molde de metal, que es el que yo utilizo siempre. Saludos.

      Eliminar
  3. Maravilloso tu blog, la cocina es uno de mis hobbies y he leido un sinnumero de sitios, ademas de programas de tv etc, pero como indicas, muchos entregan las recetas a medias sin contar los detallitos. En el caso de jaime olivier (que me encanta) no es especifico en sus recetas y varias no me han resultado. Creo que Martha Steward es mas detallista. Gracias a tus indicaciones logre mejorar mis muffins!! Una consulta extra, porque desaconsejas los moldes de silicona? (Yo no los uso, no me gustan, creo que son muy inestables).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva, los motivos están detallados en los artículos de cada tipo de molde. Básicamente, es lo que tu dices, que son inestables y se deforman con facilidad. Pero, además de eso, también encuentro que tranfieren un sabor extraño y dejan una pátina brillante en el exterior de lo que se hornea en ellos. Yo cometí el error de comprarme dos moldes (de marcas reconocidas) y nunca más. Saludos.

      Eliminar

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.