· Gofres Integrales de Compota de Manzana {Incluye Vídeo} ·

Ésta es una receta muy especial para mí. No sólo porque con ella comienza esta nueva etapa del blog y por primera vez a la receta le acompaña un vídeo, sino porque es mi receta favorita de gofres y uno de mis desayunos más habituales en estos tiempos. Y es que la receta en sí lo tiene todo. No lleva harina refinada lo que, junto a los copos de avena, la hace realmente nutritiva. Además se utiliza poco azúcar añadido (y se puede reducir más o incluso omitir) ya que la compota de manzana le proporciona no sólo jugosidad sino un dulzor natural. Son precisamente estos factores los que hacen que estos gofres sean especialmente deliciosos. Quedan dorados y crujientes por fuera y tiernos y sabrosos por dentro y, en realidad, no necesitan ningún acompañamiento —aunque yo muchas veces les suelo poner un poquito de mi peanut butter casero—.

La receta en sí es ultrafácil de hacer tal y como puede verse en el vídeo. Tened un poco de paciencia conmigo porque es el primero que hago. Y, no, en principio, no tengo la intención de hacer uno para cada receta. Simplemente quería ofreceros algo especial para mi regreso. Espero que os guste.



Gofres integrales de compota de manzana
(cantidad: 6 gofres grandes)gofres integrales de compota

1½ cup (200 gr.) de harina de trigo integral
⅔ cup (60 gr.) de copos de avena finos
2 tsp. de levadura química
1 tsp. de bicarbonato sódico
1 tsp. de canela de Ceilán molida
½ tsp. de sal
2 huevos medianos
2 tbsp. (25 gr.) de azúcar moreno claro
1 cup (230 gr.) de compota de manzana
1 cup (240 ml.) de yogur natural
8 tbsp. (120 ml.) de leche
3 tbsp. (45 ml.) de aceite de oliva suave


  • En un bol grande mezclar la harina, los copos, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal. Reservar.
  • En un bol mediano mezclar con las varillas los huevos, la compota de manzana, el azúcar, el yogur, la leche y el aceite.
  • Añadir la mezcla del bol mediano (ingredientes líquidos) al bol grande (ingredientes secos) y mezclar sólo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado. No mezclar en exceso. Está bien si en la masa quedan algunos grumos. Tapar y dejar reposar 25 minutos.
  • Encender la gofrera y, siguiendo las indicaciones del fabricante, poner el termostato en el número indicado para que los gofres queden a vuestro gusto (más o menos crujiente/más o menos dorados). Una vez tenga la temperatura correcta, abrir la gofrera y engrasar la superficie con un pincel y un poco de aceite.
  • Verter la cantidad necesaria de masa (esto dependerá de la forma y dimensiones de cada gofrera; en la mía puedo poner ¾ cup -180 ml.- por gofre). Siempre es preferible poner algo menos hasta estar seguros de la cantidad para evitar que la masa se desborde.
  • Cerrar la gofrera y esperar hasta que la máquina indique o se vea que los gofres están perfectamente dorados y crujientes (esto puede variar tanto por la máquina como por la receta: en mi caso acostumbra a ser entre 6-7 minutos). No abrir la gofrera durante los primeros 4 minutos o se desinflarán.
  • Cuando estén listos, retirar los gofres y dejarlos sobre una rejilla para evitar que pierdan la textura crujiente. Volver a cerrar la gofrera y esperar a que vuelva a estar a temperatura y volver a engrasar antes de poner más masa.

Y si queréis más recetas de gofres, en el siguiente enlace encontraréis 7 diferentes:
http://denikatessen.blogspot.com.es/2014/06/gofres-americanos-waffles.html



Truconsejos

  • Para mantener los gofres calientes y crujientes una vez hechos, ponerlos sobre una rejilla y meterlos en el horno precalentado a 90 ºC y apagado. No taparlos ni apilarlos para evitar que se pongan húmedos.
  • Yo acostumbro a congelar los gofres que me sobran porque, a diferencia de los pancakes, éstos los puedo meter directamente en el horno sin descongelar y quedan crujientes, como si estuvieran recién hechos, en cuestión de minutos. Para congelarlos, una vez fríos, simplemente los guardo en una bolsa zip, separados entre sí con papel de hornear para que no se peguen e intentando sacar la mayor cantidad de aire de la bolsa.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.